Culturia Profana

Blog Culturia día de la diversidad cultural

#DiversidadCultural: El crisol de culturas que somos

La décima es un tipo de estrofa poética que sólo existe en el idioma español. Posee una complejidad y musicalidad características. A pesar de ser originaria de nuestras tierras, cayó en desuso en España hace dos siglos. No obstante, sobrevivió de manera magnífica en América, adoptando diversas denominaciones de acuerdo al país del que se trate. En 2002, Joaquín Sabina pide a Jorge Drexler que escriba una canción usando la estructura de la décima. Es el inicio de una historia en la que el cantautor uruguayo demuestra la complejidad de nuestras identidades culturales y el gran valor del mestizaje y de la diversidad en nuestra cotidianidad.

Y es que lo consideramos más nuestro, puede ser el resultado de múltiples aportes que, en buena medida, nada tienen que ver con el territorio en el que nos movemos. Seguramente los cantantes de son jarocho de Veracruz en México o de galerones de la isla Margarita en Venezuela desconocen que las décimas que cantan fueron formas expresivas creadas en el siglo XVI en Málaga. Tampoco la mayoría de los intérpretes de la milonga (estilo que quería usar Drexler para acompañar la letra de su canción) deben tener demasiado en cuenta que este género uruguayo hunde sus raíces rítmicas en tradiciones milenarias africanas o persas. En cuestión de segundos, Drexler nos adentra en el ADN de algunas tradiciones musicales familiares, para recordarnos que son el fruto de un intercambio dentro de grupos heterogéneos, en los que la diversidad generó nuevas formas, más ricas y originales que las previas.

Día Mundial de la Diversidad Cultural

Esta gestión de la diversidad cultural es un hecho cada vez más importante y complejo. Los mayores flujos migratorios y el avance de la globalización han facilitado que los tejidos sociales tengan nuevos integrantes, formas y tonalidades en su estructura. El reconocimiento de la humanidad del otro, la tolerancia, la lucha contra los prejuicios y el fomento de la apertura ante lo diferente son fundamentales para aprovechar el lado más positivo de la diversidad cultural, aquel que desemboca en la creación de una sociedad respetuosa, plural y en constante evolución.

Al mirar de cerca nuestras naciones, e incluso nuestra individualidad, veremos que somos -en sí- un crisol de culturas, una suma de elementos de diferentes orígenes que conviven e interactúan entre sí para resignificarse y crear una nueva esencia. Al final de su relato, Drexler recurre a un juego de palabras para expresar la complejidad de nuestras identidades y la base de la natural diversidad cultural de nuestras sociedades: “todos somos de ningún lado del todo y de todos los sitios un poco”. Interiorizar esto es importante para avanzar en la construcción de cuerpos sociales más abiertos y cosmopolitas. Por ello, ante aquellos que hacen de la diversidad y las identidades culturales diferentes el eje de discursos incendiarios y discriminadores, debemos reforzar las ventajas de la convivencia y el diálogo entre lo que, en principio, parece disímil, pues así también defendemos y valoramos la propia y rica heterogeneidad que nos ha conducido a ser quienes somos hoy.

Video en YouTube

No Comments

Post A Comment

Sobre Culturia

Nos dedicamos a la investigación, innovación, diseño y puesta en marcha de propuestas culturales que integren a una sociedad cambiante y heterogénea. Mezclamos nuestro talento, conocimiento e imaginación para crear experiencias innovadoras que hagan vivir y disfrutar de la cultura con los cinco sentidos.

Instagram

® Culturia 2020 | Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Política de Privacidad & Cookies