Culturia Profana

Blog El Futuro de las bibliotecas

El Futuro de las Bibliotecas: Garantía de nuestro pasado

La cultura ha mostrado su pesar ante la situación del coronavirus de múltiples formas, exigiendo respuestas y medidas para una recuperación del sector y una apertura de los servicios en cuanto la situación lo permita. A través de muchos titulares hemos leído la incertidumbre respecto a los teatros, las salas de cine o los museos, pero ¿nos hemos olvidado de las bibliotecas?

Sin lugar a dudas, las bibliotecas han cumplido y siguen cumpliendo una labor social muy importante. Estos centros de archivos y libros resultan ser garantía de información y construcción del presente. Tal vez se trate de una de las áreas culturales que no está ocupando las noticias en estas semanas, pero su función ha sido realmente valiosa.

Estos centros bibliotecarios han conectado más que nunca con lo digital y han puesto al servicio de todos, incluso de manera gratuita en ocasiones, gran porcentaje de sus fondos, donde destaca la decisión de la Biblioteca Nacional de España por “liberar” su patrimonio[1]. Sin embargo, ¿este paso hacia la digitalización es tardío?

Visionando el documental Ex Libris: La biblioteca pública de Nueva York (disponible en Filmin) reflexionas sobre la decisión tan importante que es que una biblioteca, institución que, sino fuera por universidades y otros centros educativos, estaría muy desligada del público más joven, se acerque hacia el mundo digital.

De hecho, en el largometraje se puede ver cómo se apuesta por el avance tecnológico, el préstamo de equipos y la formación online.

Los pasos que han comenzado a dar las bibliotecas resultan ser universales, de manera que estos espacios se trasladen más allá de sus pupitres y estanterías. Aunque se han de seguir defendiendo los templos de la lectura como grandes preservadores de cultura y memoria en su fisicidad, también es el momento de que evolucionen y se sumen a una sociedad a través de las nuevas herramientas que en otros ámbitos están muy arraigadas. Y es que el deseo de leer sigue existiendo, tal y como lo demuestran las cifras de comunidades autónomas como Navarra, con un crecimiento cuatro veces mayor del préstamo online de libros durante las primeras semanas de confinamiento[2].

Estos nuevos caminos tratan de que abandonemos visiones clásicas en muchas formas de cultura. La biblioteca aún se encuentra en el momento de tener que reivindicar que no se corresponde con la ya tradicional idea del almacén de libros, y para ello ha de reflejar y calmar las necesidades de su público y la sociedad.


[1] “La Biblioteca Nacional permite el uso gratuito de sus obras digitalizadas”, en ABC. Consultado el 17 de mayo de 2020 en https://www.abc.es/cultura/abci-biblioteca-nacional-permite-gratuito-obras-digitalizadas-202004301127_noticia.html.

[2] “Los prestamos ‘on line’ de las bibliotecas se multiplican por cuatro durante el confinamiento”, en Noticias de Navarra. Consultado el 17 de mayo de 2020 en https://www.noticiasdenavarra.com/cultura/2020/04/21/navarra-coronavirus–prestamos-on/1040243.html.

No Comments

Post A Comment

Sobre Culturia

Nos dedicamos a la investigación, innovación, diseño y puesta en marcha de propuestas culturales que integren a una sociedad cambiante y heterogénea. Mezclamos nuestro talento, conocimiento e imaginación para crear experiencias innovadoras que hagan vivir y disfrutar de la cultura con los cinco sentidos.

Instagram

® Culturia 2020 | Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Política de Privacidad & Cookies