Culturia Profana

Rita Noutel Photo1

Rita Noutel: El «capacitismo» es la discriminación hacia las personas con discapacidad

Rita Noutel es bailarina profesional, ganadora de varios premios y enfocada en visibilizar la diversidad funcional en las artes escénicas.
Empezó a bailar profesionalmente en 2009 formándose con maestros como Jordi Cortés, Glória José, Marisa Brugarolas, Adam Benjamin, Ramón Roig, Janis parker, Marc Brew, Thomas Metller, Ariadna Monfort y Arthur Roosvelt entre otros. Algunas de sus participaciones como intérprete y bailarina incluyen: la obra de danza teatro Fósil de Jordi Cortés, el vídeo danza «brick skin» y como videoartista en «fuck-in-progress» que recibió el premio de «mejor coreografía 2017”.

Como parte de las invitadas al encuentro online, “Mujeres en la Danza”, en el marco del Día de la Mujer, quisimos conocerla un poco más. Y en un espacio más íntimo y personal pudimos realizarle una entrevista, donde nos habló sobre sus inicios como bailarina, la pieza Cyclamen y su opinión muy personal sobre la diversidad funcional, la danza y la mujer.

  1. ¿Cuéntanos sobre la Compañía Yurdance y de donde sale la idea?

Desde que llegué a Barcelona y tuve mi primera clase empecé a sentir que –tras mi accidente – dentro de mi estaba todo igual, que sentía lo mismo cuando me muevo y cuánto me encantaba. Así comencé a explorar e investigar más y me di cuenta de que había compañías de danza integrada y personas con discapacidad que bailaban.
La compañía fue fundada con Miriam Aguilera, a quien conocí en las clases de Jordi y al querer seguir trabajando juntas, en el 2014, montamos una pieza que fue muy bien recibida. Gano el segundo premio en el Festival de Escena Mobile y fuimos invitadas a Seúl al estreno.
Gracias a ella nos empezamos a empoderar y ver el precio, el valor que tenía nuestro trabajo. Queríamos salir de las presentaciones sobre el Día de la Discapacidad o para tapar «huequitos», queríamos integrarnos en el mundo de la danza como cualquier otra persona. Muchas veces no nos daban el espacio para hablar sobre nosotras mismas, siempre preguntaban quien estaba detrás, como si nosotras no tuviéramos el poder. Era un tema de “capacitismo”, que es la discriminación hacia las personas con discapacidad, se cuentan las historias como si fueran superhéroes o con lastima, y los dos son discriminación.
Yo no quiero que me vean como que hice algo increíble, la realidad debería ser que todo ser humanos pueda estudiar y trabajar en lo que quiera. No es una historia de superación, porque superar nos superamos todos, hay que abrirse a las necesidades de cada uno.
En cuanto al arte, ya es algo que siempre sale de la norma, entonces como me pueden decir a mí que no puedo bailar porque salgo de la norma, estamos censurando el arte.

  • ¿Cómo se crea vuestra obra Cyclamen? ¿Cuál es el significado detrás del nombre?

Cyclamen fue algo mágico que fue pasando mientras creábamos, improvisábamos e investigábamos.
Miriam Aguilera y yo trabajamos en explorar la transformación, como de momentos complicados de transformación en la vida, puede salir algo bello. Así, nos acordamos de la flor que nace en invierno, que tiene una belleza que no se espera ver en el frío.
Queríamos bailar, hacer una obra nuestra, ensayar, investigar y vivir el proceso, nunca pensamos que iba a tener proyección, no lo fuimos a buscar, fue el resultado del proceso.

Rita Noutel y Miriam Aguilera fundaron YURDANCE, un colectivo de danza integrada, que nace de la necesidad de aceptar y convivir creativamente con las singularidades del cuerpo, transformando los obstáculos en elementos de creación.

Web de la Compañía
  • ¿Cómo ha evolucionado la integración en cuanto a la diversidad funcional en las artes escénicas?

Es complicado, no quiero quitar el mérito de muchas cosas que están pasando, porque las valoro. Cada vez hay más personas interesadas en hacer un cambio estructural, cambiando mentalidades y abriendo nuevos espacios y proyectos.
Pero sin querer ser pesimista, lo veo como un arma de doble filo con relación al “capacitismo”. Todavía estamos, en la mayoría de los espacios, encarcelados en el espacio del comunitario, terapéutico, ocupacional. Ojalá, dentro de un tiempo se pueda valorar el aporte de la persona, la creatividad, que haya otras maneras de evaluarlas. No porque no tengas un cuerpo normativo o hiciste un curso de danza, o no llegas a lo que se llama el nivel de perfección – todo lo que sea que es la perfección – estas en el comunitario, y siempre vas a estar si eres una persona con diversidad funcional en gran parte del mundo artístico de la danza. La idea de perfección tendría que abrirse, nos estamos haciendo daño unos a otros, cuando hablas del grupo de personas normales y los diversos ya te estas separando en un grupo que no existe, no existen dos cuerpos iguales.
Todavía existe la idea de que los bailarines son otros y las personas con diversidad funcional los acompañan, todavía hay mucho camino por recorrer.

No Comments

Post A Comment
Este sitio está protegido por reCaptcha y se aplican la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google

Sobre Culturia

Nos dedicamos a la investigación, innovación, diseño y puesta en marcha de propuestas culturales que integren a una sociedad cambiante y heterogénea. Mezclamos nuestro talento, conocimiento e imaginación para crear experiencias innovadoras que hagan vivir y disfrutar de la cultura con los cinco sentidos.

Instagram

® Culturia 2020 | Todos los derechos reservados | Aviso Legal | Política de Privacidad & Cookies