Landingpage Header

...Un espacio para explorar la armonía entre enología y poesía; la sonoridad, la tonalidad y los matices de vinos y versos...

La vid a verso

Creamos una atmósfera en la que fragmentos seleccionados por las autoras invitadas son acompañados por la cata de determinados vinos españoles, de la mano de un especialista en la materia. Con la complicidad de todos -escritoras, sommelier y participantes- se buscará que las experiencias sensoriales de escucha y degustación se fusionen, para generar nuevas sensaciones, que serán compartidas por todos, dando espacio a un deleite personal y al mismo tiempo, colectivo. 

los versos

LOURDES ORTIZ

Lourdes Ortiz_Foto

Madrileña. Autora de narrativa, ensayo, poesía y teatro. Entre sus novelas, cabe destacar La liberta, La fuente de la vida (finalista del Premio Planeta 1995), Antes de la batalla, Urraca, En días como estos, y Luz de la memoria; y en el teatro, Las murallas de Jericó y El cascabel al gato. Durante la velada nos deleitará con sus semipoemas inéditos.

Los semipoemas han formado una parte esencial de los escritos realizados por Lourdes Ortiz en tiempo recientes. En ellos plasma sus inquietudes, mostrando una faceta inédita, que ha sido disfrutado por un público limitado. Su escucha durante la actividad “La vid a verso” será un placer casi exclusivo, que se verá reforzado por el hecho de que los textos a compartir han sido expresamente creados para este momento, incrementando con ello la sensación de intimidad y cercanía que queremos lograr durante los minutos en los que combinemos los matices de los vinos con las tonalidades aportadas por letras y rimas.

luna miguel

Luna Miguel

Poeta, editora y traductora, nacida en Alcalá de Henares. Es considerada una de las escritoras más destacadas de su generación. Han sido traducidos a varios idiomas sus poemarios «Estar enfermo», «Poetry is not dead», «Pensamientos estériles» (2011), «La tumba del marinero» (2013) y «Los estómagos» (2015). Actualmente encabeza la editorial “Caballo de Troya” en Barcelona.

«querido mío / se llama “plumbago auriculata” / no me refiero a la flor lilácea de mi deseo / sino más bien a aquella que me encuentro paseando / en la costa de Níjar durante tu ausencia / “jazmín del cabo” / un poco más violeta que las otras / habitual vecina de esas buganvillas que ya sabes que tanto amaba / aunque ahora mi atención / la retenga el plumbago / “jazmín azul” / “malacara” / “jazmín del Cielo” / así / con mayúscula / así es como yo la bautizo cuando además te pienso / querido mío / yo sólo te pienso / querido mío / ¿te acuerdas de cuando recité de memoria / el poema que Hughes le dedicó a Plath / y con la tripita llena de seitán y verde / tú me lloraste? / pues cuando ahora imagino el color de aquella joya / que el maltratador / rememoraba en sus versos / no veo otro azul que el violeta macilento de las plumbagináceas esparcidas / por los pasos de mis viajes / entre macetas de veraneras / y bancos de raspallones / querido mío / también he sabido por nuestra Aurora / que los héroes homéricos no comían peces / no hay banquetes de mariscos ni raspas de dorada / el único tentáculo que rozó el cuerpo de Odiseo / fue el de un pulpo contra el que peleó / agarrado a una roca / siempre cerca de la muerte él / siempre temerario mi dulce ídolo del arrecife / que prefería perder la vida boqueando entre las olas / a consumirse eternamente en una isla desierta / querido mío / ahora que te idolatro no puedo mentirte / al contrario que los héroes homéricos yo he comido jibias / y huevas de maruca / yo he cortado la carne del pulpo con un chuchillo fino / para depositarla en los dientes de mi esposo y de mi hijo / querido mío / debes saber que yo alimento a mi familia siempre con ternura / debes saber que yo a los míos los agarro entre mis brazos y los calmo con un canto / debes saber que desde que tú me faltas con insistencia / desde que tan desmedidamente me faltas / no puedo dejar de suponerte mío / o de dibujarte dentro / o de significarte vínculo / como la plumbago auriculata es familia de la clavelina de mar / con ese pétalo a veces rosa y a veces blanco / colores iguales a las joyas que también me regalaste / al comienzo del verano: / tu lengua / tu glande / tu inteligencia / el rastro primero del hematoma / nuestra carne en la vorágine»

«querido mío / a todas horas contemplo / las fotografías que nos hicimos en aquel palacio de verano / gobernado por el óxido / y por las flores amarillas / a las que no supimos dar nombre / hay en tu mano que se posa en mi cadera / una levedad / y un miedo / hay en mi mano que se posa sobre tu hombro / un ritmo / hacia el calor y hacia la permanencia / hay en nuestros ojos un camino / que me recuerda a la piedad / pues bondadosa era tu lengua / al concederme un beso / junto al estanque de la media luna / aunque después nos asediara la luz de los castaños / y más tarde los sanguinarios mosquitos de Apolo / quisieran devorarnos / querido mío / si me detengo otra vez en esas fotografías / lo que yo devoraré es la calma / lo que yo devoraré es el velo mugriento del orín real / lo que yo devoraré es el misterio que concedimos a las tuberías / escondidas algunas bajo tierra / repletas otras del jugo gris / contra el que chapotean las ninfas / querido mío / es verdad que me devora tu calma / que me muerde de diente a diente / la parsimonia de tu deseo / que me conmueve / tu verborrea / al explicarme “la guerra de los árboles” / o “el peso de las nubes mesetarias” / o incluso “la responsabilidad / de las vacas cuando el vaquero las llama / a formar fila cada mañana” / querido mío / te llamo a la formación pero no vienes / te digo no arranques la rosa pero la cortas / te pido que me acaricies pero tus dedos juegan / infantilmente / con las guirnaldas de los almohadones / querido mío / entonces anoté en mi cuaderno que estábamos juntos y éramos uno / que cuales poetas hachídicos adorábamos la fuga del sol / durante la llovizna en tu jardín / querido mío / si estamos desnudos frente al espejo / mírame / si estamos descalzos frente a la tormenta / mírame / y si además te confieso que he rogado la liberación a mi esposo / mírame / no apartes la mano de mi cadera / como en esa fotografía de óxido envenenado / mírame / pero no me temas».

«querido mío / en respuesta a tu maestro / dijiste que pensar no es sólo hacerlo / contra alguien / sino también con alguien / yo quiero creer que en el proceso de la imaginación / que en el intento del poema / o en la entrega del cuerpo enamorado / hay un mecanismo parecido / un ritual que nos invita al cortejo / como tu mano trenzándose a la mía / por debajo de las mesas de enero / o como la rima arcaica de tus ídolos / salpicando este pequeño libro que a comienzos de junio / decidí juntar para ti / a la manera de Ezra / querido mío / siempre supe que existir / era hacerlo con alguien / pero no fue hasta muy tarde que me di cuenta / de que existir contigo / alumbraría mi pensamiento / casi tanto como cuando éramos jóvenes / y existir contra ti / avivaba mi deseo / querido mío / ahora que estamos en paz / te ruego que adores mis palabras de asombro / por débil que yo sea / porque siempre lo bello es fuerte / y con vehemencia pensarte me confirma / querido mío / yo aborrezco la distinción entre literatura y vida / en mi credo autora y obra son siempre la misma cosa / o lo que es lo mismo: / la poeta no podría existir sin su circunstancia / o lo que es lo mismo: / mi pasión no podría madurar sin tu hermosura / o lo que es lo mismo: / he juntado un pequeño libro para ti / que recoge las palabras más queridas / que fui capaz de germinar durante el verano / algunas creerás que las tallé con espinas / otras no sabrás apreciarlas hasta que al fin se hayan secado / entre las hojas que te regalo / pero sé que un día muy lejano al rozarlas / reconocerás mi pálpito / y encontrarás en ellas el dulzor / de quien tiernamente te pensó / pues contigo y contra ti te amaba /  ¿un juguito? / ¿ágil pétalo enmudecido entre parasiempres? / no sé / Ernesto / piénsatelo».

la vid

La armonía entre vinos y versos se ha logrado siguiendo los siguientes criterios:

1. Territorio

Valoración de la conexión de los versos con un espacio físico, para vincularlos con denominaciones de origen.

 2. Situación y emotividad

Cada texto seleccionado se relaciona con algún hecho particular, una escena, una historia, una relación interpersonal, buscando la armonía en las tonalidades del vino, su añejamiento, sequedad, sabor…

3. Título, palabras o elementos singulares dentro del verso

A partir de las ideas identificadas por las autoras, se crea la armonía entre textos y caldos.

los organizadores

La Mantequería V45 Vinoteca

Mantequería y espacio de catas y degustación en el barrio de Salamanca de la ciudad de Madrid. Busca enriquecer la experiencia del conocedor, invitándole a descubrir nuevos sabores y aromas, ya sea para llevarlos a casa o para disfrutarlos en el sitio.

https://www.lamantequeria.com/ 

Culturia | Innovación Social

Es una entidad dedicada a la investigación, innovación, diseño y puesta en marcha de servicios, proyectos y experiencias culturales que dinamicen e integren a una sociedad cada vez más diversa, abierta cambiante y heterogénea.

https://www.culturia.es/

Con el apoyo de Asociación Building Up

la noche de los libros

Cada libro aloja un mundo posible, cada lector una vida de libro y cada librería una brújula con la que adentrarse en lo inexplorado. Vivir a fondo la experiencia de las palabras es el motivo principal de esta nueva edición de La Noche de los Libros, impulsada por la Comunidad de Madrid. Centenares de autores se encontrarán con miles de lectores el 13 de noviembre, desplegando complicidad y asombros, entusiasmo y gozo. Las herramientas digitales serán nuestra ventana, nuestro balcón, nuestras aliadas.

#LaNocheDeLosLibros